El presidente Mauricio Macri habilitó el inicio de sesiones ordinarias del Congreso y en su discurso celebró la creación de empleo durante su gobierno. En simultáneo, el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, decidió despedir a cerca de 120 empleados. Algunos cesanteados fueron notificados informalmente por sus supervisores el miércoles y otros se enteraron cuando intentaron ingresar y vieron sus tarjetas bloqueadas.

Entre los despidos, se encuentran trabajadores de la histórica biblioteca del ministerio de Economía. Fueron echados en ese área 13 empleados, algunos con muchos años de antigüedad.

Los trabajadores y los gremios pidieron explicaciones por los despidos y exigieron su reincorporación, pero aún no fueron recibidos por Dujovne ni ninguna otra autoridad. Pablo Almeida, delegado de la junta interna de ATE en el ministerio, explicó al portal El Destape que “no existen motivos; echan a gente que cobra el presentismo por completo, con el argumento de la reducción de personal para la dotación óptima y reestructuración de áreas”.

Por esta razón, ATE y UPCN organizaron un “ruidazo” masivo dentro del Palacio de Hacienda y una asamblea para decidir un plan de acción. Allí resolvieron continuar con las medidas de fuerza, confluir con la caravana del INTI del viernes y proponer un paro adentro del ministerio.