Así lo afirmó el secretario general de la Asociación Personal Superior de Empresas de Energía (APSEE). El gremialista se refirió a la polémica campaña lanzada por el oficialismo para reducir los cortes de luz durante el verano, pero no realizó inversiones y alertó sobre el abandono de inversiones del Ejecutivo que perjudica a trabajadores y usuarios.

El doble rasero discursivo y práctico de Cambiemos en todas las áreas que se manifiesta supera los límites alcanzados. Diciembre y sus altas temperaturas ya llegaron, y desde el Gobierno del presidente Mauricio Macri se realizó una campaña que llama a las personas de a pie al ahorro energético, aunque no se haya invertido ni un solo peso.

En ese contexto, el  secretario general de la APSEE, Carlos Minucci, explicó que “es probable que durante el verano, el problema sea menos conflictivo” en comparación con otros años, debido a “los cierres de fábricas y la baja en la producción, ya que tenemos una caída importante en lo que es el consumo en generación”.

“Si comparamos este mes con el mismo del año pasado estamos en un 9% abajo”, indicó Minucci, para luego recordar que “antes había una capacidad instalada y cuando se superaba ese límite las empresas tenían que bajar la palanca, porque de lo contrario estallaba el sistema. Ahora, al no haber en generación tanto consumo el margen es mucho más amplio”.

El  secretario general de la APSEE, además agregó: “A esto se suman otros factores, como el hecho de que las empresas obras de emparche en las zonas más deterioradas, que las temperaturas todavía no alcanzaron los picos máximos y que a nivel residencial también hay una reducción en el uso de la electricidad”, gracias a los desiguales tarifazos implementados por el ministro de Energía, Juan José Aranguren.

Siguiendo la explicación Minucci aseguró que “el Gobierno anterior invirtió muchísima plata en el sistema, de hecho, desde 2012 se agregaron 1500mega por año al sector”, mientras que el año pasado, al ocupar Macri la Casa Rosada “se pararon todas las obras y hasta ahora no se invirtió en un solo mega”.

En líneas generales, el dirigente sindical puntualizó que “en Argentina no hay un proyecto de país” y luego, agregó: “Si a esto se le suma la tendencia a privatizar, es imposible que exista poruqe el estado se separa del sistema”.

Para finalizar, Minucci resaltó que el abandono del gobierno en inversiones eléctricas, “no sólo afecta a los consumidores y al desarrollo, sino a los trabajadores del sector, que constantemente nos enfrentamos a nuevos intentos por flexibilizar la actividad laboral”.