Sin políticos pero con política, la mesa de Mirtha transcurría entre las críticas de Beto Casella ("el tarifazo me parece un bochorno") y las defensas de Rocío Marengo ("es gente bien, gente honesta, hay que tener esperanza").

Sin embargo, la que propinó la patada más fuerte al tablero fue la propia conductora. Aprovechó los conceptos de Casella acerca de los aumentos de tarifas y jugó a fondo: "Yo si fuera gobierno lo sacaba a Aranguren; le hizo mucho daño a esta país".

El Bendito invitado quedó incluso sorprendido y hasta ensayó una réplica favorable al funcionario: "Bueno, Aranguren no está solo". Sin embargo, la diva fue terminante: "Pero él fue el que determinó las tarifas, directamente".

"¿Si se va a Aranguren y viene otro va a cambiar la situación?", inquirió Casella. "Bueno, uno que sea más considerado", cerró Mirtha.

Queda por saber si la diva es "líbero" y "juega sola" con su estilo desbocado, o si está operando en la feroz interna oficial, en la cual a muchos oficialistas les gustaría ver a Aranguren fuera de su cargo.

Fuente: Infonews