Más de 300 mil personas participaron de la marcha conducida por el camionero Hugo Moyano. Además, se sumaron sindicatos de la CGT y la CTA, y movimientos sociales. El orador principal fue el ex líder de la CGT: "Le venimos a decir al gobierno que deje de perjudicar a los sectores más sensibles de la sociedad, como los trabajadores y los jubilados", afirmó.

Además, Moyano se refirió a su situación judicial: "Esta marcha se convocó para defender a los trabajadores, que nadie se confunda. Tengo pelotas para defenderme solo de cualquier problema que pudiera tener", dijo. Y agregó: "No tengo miedo de ir preso ni de morir, si es para defender a los trabajadores", continuó.

Durante la convocatoria se multiplicaron los insultos al presidente Mauricio Macri, aunque Moyano pidió que no se cantara contra nadie. Igualmente, fue muy crítico con la situación del país: "El presidente debería dejar de escuchar a los CEOS y empezar a gobernar para el pueblo", le pidió.

E insistió con sus críticas al actual modelo económico: "El Gobierno debe dejar de hipotecar el futuro del país, están endeudando a varias generaciones de trabajadores. Eso debe terminar", señaló.

Por último, le pidió a los participantes que "no debemos volver a equivocarnos. Hubo compañeros que votaron a este gobierno, eso no puede volver a pasar", aclaró. Y cerró: "No puede haber más gorilas conduciendo los destinos del país".