Así lo aseguró el juez de Garantías de Avellaneda Luis Carzoglio, quien hace unas semanas rechazó un pedido de detención contra el dirigente sindical Pablo Moyano. Aseguró que dos funcionarios de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) le transmitieron el "interés del presidente Mauricio Macri" sobre la investigación y la posible detención del Camionero. 

En su declaración ante la Suprema Corte de Justicia bonaerense, Carzoglio ratificó: "En dos oportunidades, me habían señalado del interés (del mandatario) en torno a la detención de Moyano". 

Habrá que ver si la Justicia de la provincia de Buenos Aires se interesa en una denuncia tan grave que, por supuesto, debe ser probada. Lo que es cierto es que Moyano es el principal dirigente sindical que se opone al ajuste llevado adelante por el Gobierno de Cambiemos. Más de una vez, los Moyano se manifestaron en la misma línea: "El Gobierno nos quiere preso", aseguraron.