Al calor de la interna que se viene desarrollando en Cambiemos, el presidente del interbloque de esa fuerza política en Diputados pidió que el subsecretario presidencial, “de un paso al costado”.

El subsecretario de la presidencia, Valentín Díaz Gilligan, ocupó todas las tapas de diarios y espacios noticieros de televisión  cuando le encontraron 1.2 millones de euros en una cuenta en Andorra. A raíz de ese nuevo escándalo de corrupción, Mario Negri salió sutilmente al ruedo y reclamó que  Gilligan de un paso al costado hasta que se aclare su situación en la Oficina Anticorrupción por los millones encontrados en el país europeo.

El pedido de Negri de que el funcionario "no debe incomodar al gobierno" y debería dar un paso al costado hasta que se aclare su situación se enmarca en la línea Marcos Peña quien durante el fin de semana había señalado que si se comprobara que la maniobra se hizo cuando estaba en la gestión pública debería correrse de sus funciones hasta que la Justicia dicte si hubo o no acto de corrupción.

"Tenemos que dejar trabajar a la OA y a la Justicia, no creemos que tenga que ver con la función actual, pero no tendremos problemas, si fuera en el caso de la función actual, de hacer un apartamiento temporario", había precisado Peña en una entrevista durante el fin de semana.