Nuevamente, cientos de miles de personas se movilizaron en varias ciudades del país para reclamar contra la violencia de género. En Buenos Aires, una marcha se trasladó desde el Congreso hasta Plaza de Mayo. Luego del acto, el colectivo Ni Una Menos leyó un documento en el que pidió "basta de violencia machista y estatal" y, entre otras cosas, cuestionó la detención ilegal de Milagro Sala, presa hace más de un año en Jujuy.

"¿Por qué marchamos?", se preguntaron las organizadoras de la convocatoria. "Porque en lo que va del año hay al menos una mujer o travesti menos por día.Porque siguen muriendo asesinadas mujeres con denuncias hechas y medidas restrictivas. Porque el Estado es responsable de su desprotección y de su muerte, junto con el femicida", rezó el documento final.

"Porque Milagro Sala y otros 11 presxs políticos de la Tupac Amaru siguen detenidxs: la mayoría de ellas son mujeres. También Nélida Rojas y Agustín Santillán sufren detenciones arbitrarias", describieron.

Además, pidieron por la liberación de Higui: "Porque Higui, lesbiana detenida por defenderse de una violación 'correctiva', sigue presa".

Por último, cuestionaron la represión policial de la marcha anterior: "Porque el 8 de marzo las fuerzas de seguridad salieron de cacería tras las que paramos, para disciplinarnos y para atemorizar a las que desean sumarse a nuestra voz colectiva. Hoy tenemos 26 compañeras judicializadas como resultado de detenciones arbitrarias llevadas a cabo el 7 y el 8 de marzo y como saldo represivo de esa organización", concluyeron.