Se trata de un convenio, firmado entre el titular la institución de la tercera edad y el presidente del conocido equipo de fútbol, por más de 37 millones de pesos en septiembre de 2016. El defensor de la tercera edad baraja una denuncia penal 

El titular del PAMI, Carlos Regazzoni, y el presidente de Boca Juniors, Daniel Angelici, se encuentran en el centro de una escena escandalosa por la firma de un convenio millonario entre la institución de los jubilados y el club deportivo.El titular del PAMI y el presidente xeneize firmaron el 29 de septiembre del año pasado el convenio 1.809, por el cual se le brinda al club de la rivera la suma de $37.825.360,75.

Al conocer el acuerdo entre la entidad deportiva y el organismo estatal, el defensor de la tercera edad, Eugenio Semino, puso el grito en el cielo y manifestó:"Estamos por hacer una denuncia penal por este caso, porque nos parece inconcebible que se haya firmado un contrato de estas características sin especificar qué acciones se hacen por el mismo. Queremos que se acabe toda esta clase de convenios espurios y a espaldas de los reales beneficiarios del PAMI, que son los jubilados".

Con este nuevo escándalo, Daniel Angelici se ve aún más complicado. El presidente xeneise, de excelente relación con el presidente Mauricio Macri, está provocando ahora el enojo en el entorno del presidente de la Nación, desde donde intentarían "distanciarse".

Angelici viene siendo cuestionado por una causa que investiga la creación de empresas fantasmas por un lado, y con las recientes escuchas que lo dejaron en "off side" por el pedido de "beneficios para el club" a los dirigentes de AFA y Conmebol, Angeliciaparece ahora involucrado en un escándalo por un negociado entre Boca y el PAMI.

En el contrato simplemente se aclara que el millonario convenio apunta a "formalizar acciones de cooperación y asistencia institucional, en el marco de las misiones y funciones que les son propias". El punto está en que en ningún momento se pone de manifiesto cuáles son esas misiones y proyectos para los que se otorgó el dinero.

"El contrato entre Boca y el PAMI es una vergüenza más dentro de las tantas que se vienen dando en el organismo en los últimos años", expresó el defensor de la tercera edad.

El funcionario público arremetió: "Estamos por hacer una denuncia penal por este caso, porque nos parece inconcebible que se haya firmado un contrato de estas características sin especificar qué acciones se hacen por el mismo. Queremos que se acabe toda esta clase de convenios espurios y a espaldas de los reales beneficiarios del PAMI, que son los jubilados".

"Este acuerdo entre Boca y el PAMI, para hacer algunos planes como, por ejemplo, de vida saludable, solo dejan cosas para los amigos del Gobierno. Ya que el socio de Macri es Angelici, que el PAMI le esté dando un convenio a una entidad que conduce este es cuanto menos dudoso", disparó al medio platense Christian D'Alessandro, abogado especialista en derecho previsional.

Según el Director del Instituto de Derecho de las Personas Mayores y Políticas Gerontológicas, "lamentablemente en el PAMI no solo se dio este contrato con Boca, sino que hay muchos otros acuerdos por 113 o 115 millones que son igualmente dudosos. Se hacen grandes negocios a costa de la vida y la muerte de los jubilados".

En tanto, Patricio Becherini, delegado gremial del organismo, consideró: "Es insólito que en medio de la crisis de medicamentos que vive el PAMI se haga esta clase de acuerdos, con los que se desvían fondos hacia el club que preside un amigo del poder".

"No nos parece para nada razonable sacar plata del PAMI en un momento de crisis como el que vivimos para dársela a un club que todavía no tenemos claro para qué la va a destinar", remarcó.

En ese sentido, agregó: "mientras se realizan estos acuerdos, vemos que los jubilados se siguen muriendo en las salas de los hospitales por falta de atención y por no tener sus medicamentos y atención aseguradas. De este modo, se beneficia a los amigos del poder en detrimento de los ciudadanos".