Jugando al opositor desde el oficlaismo, Martín Lousteau ya madura su candidatura porteña. El embajador en EEUU, una suerte de "Lilito" en la Ciudad de Buenos Aires, se reunió con Macri para definir su estrategia en lo que será un muy probable "enfrentamiento" con Rodriguez Larreta.

El embajador argentino en Estados Unidos, Martín Lousteau, fue recibido hoy por el presidente Mauricio Macri, en la Casa Rosada, con quien analizó la relación entre Argentina y el nuevo gobierno norteamericano de Donald Trump, en una reunión donde no estuvo ausente la cuestión política en la ciudad de Buenos Aires.

El encuentro entre el ex ministro de Economía y el jefe del Estado también contó con la presencia del jefe de Gabinete, Marcos Peña.

En eje central de la reunión que se desarrolló en la Casa Rosada estuvo puesto en cuestiones de gestión, la relación del gobierno argentino con la nueva administración de Donald Trump, aunque no se soslayó la situación electoral en la Ciudad de Buenos Aires.

Si bien no trascendieron detalles sobre el encuentro, la visita de Lousteau a la Casa Rosada adquiere una dimensión política, en medio de las tensas negociaciones por la conformación de Cambiemos en la ciudad, uno de los pocos distritos donde aún no existe la alianza nacional.

Lousteau aún no decidió si jugará en el distrito en octubre, pero desde su llegada al país el domingo pasado mantuvo una serie de reuniones políticas con sus aliados radicales y socialistas, con el objetivo de reimpulsar ECO, el espacio electoral que lo dejó en la elección del 2015 a solo tres puntos de arrebatarle a Horacio Rodríguez Larreta, la Jefatura del Gobierno porteño.

Antes del encuentro con Macri y Peña, el economista reunió en la sede del Consejo Económico y Social de la Ciudad de Buenos Aires a los diputados del bloque de Suma + y del socialismo en la Legislatura porteña, y a otros referentes de ECO, que ya no cuenta con la participación de la Coalición Cívica, de Elisa Carrió, cada vez mas cerca de la administración de Rodíguez Larreta.

En la reunión, que se extendió por cuatro horas, se analizó la gestión PRO en la ciudad, se fijaron los puntos centrales de la agenda legislativa del espacio para el próximo periodo de sesiones y se evaluó la estrategia electoral de ECO, en particular la conveniencia o no de que Lousteau compita para diputado nacional en octubre, encabezando una lista opositora al macrismo.

La decisión de Lousteau estará condicionada por el final que tendrá las tensas negociaciones que los radicales (principal base de sustentación política del economista) y los macristas viene desarrollando para replicar la alianza nacional en la Ciudad.

El Jefe de Gobierno resiste el armado de Cambiemos en su distrito y quiere al ex ministro de Cristina Kirchner lejos de la Ciudad por la que podrían volver a competir en 2019.

Por ahora un acuerdo parece lejano: los radicales porteños (que deben renovar tres bancas en la Legislatura y una en la Cámara de Diputados) buscan tener un lugar respetable en las listas y dirimir las candidaturas en las PASO, algo que el PRO -como fuerza gobernante- no está dispuesto a ceder.

"Martín fue muy claro en el planteó que compartimos todos los integrantes de ECO. Nuestro objetivo es fortalecer Cambiemos desde una cooperación competitiva, con nuevas ideas y enfoques políticos y de gestión", dijo a Télam la diputada nacional por la UCR Carla Carrizo, y agregó: "Ahora tendremos que ver como esas expectativas se traducen en una mesa de negociación".

Con todo, la legisladora -una de las presentes en el encuentro- dejó en claro que ECO "no está en un punto cero" en el caso de competir fuera de los límites de Cambiemos: "Estamos funcionando en la Legislatura y en el Congreso Nacional y Martín esta demostrando gran capacidad de gestión como embajador en Washignton".

"Cambiemos no puede tener mezquindades", apuntó la diputada radical, quien agregó: "Estamos hablando de cómo generar poder compartido. No es un capricho los lugares en las listas porque la cantidad de bancas te da la medida del poder representación de un espacio en la sociedad. Queremos tener voz propia y tener peso real en el espacio", agregó Carrizo, una dirigente muy cercana al embajador argentino en Washington.

En tanto el legislador radical Juan Nosiglia aseguró que "ECO va a estar presente" en la elección de octubre "con o sin Cambiemos" y aseguró que la decisión de la líder de la Coalición Cívica, Elisa Carrió de presentarse en la ciudad o en la provincia de Buenos Aires "no determinará la determinación de ECO, ni la de Lousteau de candidatearse", algo que dijo se definirá en "conjunto a medida que se acerquen los tiempos electorales".

Del encuentro en la sede del Consejo Económico y Social de la Ciudad de Buenos Aires participaron los seis legisladores del bloque de Suma+, Hernán Rossi, Juan Nosiglia, Marcelo Guouman, Patricia Vischi, María Inés Gorbea y Natalia Fidel.

Tres de estos legisladores deberán renovar su banca en las elecciones legislativas de este año. Ellos son, Rossi, Nosiglia y Gorbea, además del titular del Consejo, Federico Saravia, y el dirigente del radicalismo porteño, Emiliano Yacobitti.