Las organizaciones Asociación Pensamiento Penal (APP) y Mamá Cultiva celebraron hoy el proyecto de ley de industrialización del cannabis con fines medicinales e industriales que anunció ayer el presidente Alberto Fernández que enviará al Congreso, pero pidieron que se consulte su experiencia y advirtieron que "no puede quedar fuera de la discusión el autocultivo".

La APP celebró que "el cannabis haya sido incluido en la agenda legislativa" en virtud del proyecto que presentará el Ejecutivo para fomentar su producción con fines medicinales e industriales, pero advirtió que "no pueden quedar fuera de la discusión el autocultivo y el autoabastecimiento", cuya regulación constituyen "dos demandas urgentes" para terminar con la criminalización.

En ese sentido, recordaron que diferentes organizaciones vienen reclamando "la apertura del Registro del Programa de Cannabis (Reprocann)" establecido por decreto en virtud de la nueva reglamentación de la ley de cannabis medicinal, para evitar "allanamientos o causas judiciales absurdas por circunstancias vinculadas al consumo".

Esta organización no gubernamental con presencia latinoamericana que busca incidir sobre las formas de articulación entre la cuestión penal y los derechos humanos hizo hincapié en que lo prioritario es "el acceso al autocultivo y la provisión de medicamentos segura y legal", por lo que "el impulso científico y medicinal debe ir de la mano de la pronta regulación estatal que no criminalice las conductas asociadas al consumo".

"Nos preocupa la mirada de Estado paternalista que incide sobre la libertad de los cuerpos, en la cual se deciden precios y obligaciones a la hora de proveer una sustancia que aún hoy está criminalizada", dijeron.

"Más allá de las prometedoras intenciones de inversión en comercio para industrias y farmacéuticas, es una cuestión de sensibilidad hacia el colectivo social que debe dejar inmediatamente de ser enjuiciado, encarcelado o condenado", agregaron.

En ese sentido, recordaron que la ONU "retiró al cannabis de la lista IV" integrada por "aquellas sustancias señaladas como nocivas por sus propiedades adictivas y con escaso o nulo valor terapéutico", en consonancia con lo cual "las personas que buscan abastecerse necesitan que prime una mirada distinta".