Las petroleras ya le notificaron al ministro de Energía Juan José Aranguren que aplicarán un incremento del 3% o superior. El aumento llegará en el mes "de menor inflación del año" según preveía el Gobierno de Mauricio Macri.

El Ministerio de Energía que conduce Juan José Aranguren ya fue informado por las principales petroleras que el combustible volverá a aumentar durante el mes de julio. La particularidad es que el aumento llega en un momento de recuperación de la demanda y en el mes que el Gobierno preveía como del menor inflación en el 2017, por lo que le pone un condimento extra a la mala nueva.

Según acuerdo entre la cartera del exCEO de Shell  y las empresas, el precio de la nafta y el gasoil es sometido a revisiones estacionales trimestrales. Allí juegan distintos factores para conformar el precio: la cotización del peso frente al dólar, el valor del petróleo crudo (Brent), los costos locales y biocombustibles.

En abril, la cuenta arrojó que el gasoil debía bajar un 2,6% y las naftas, un 0,1%. Pero, durante este trimestre, el resultado será diferente porque el dólar -uno de los valores clave para el cálculo- tuvo una depreciación trimestral algo más pronunciada.

La particularidad es que un aumento agarraría al sector en una dinámica de mayor consumo. En abril, las petroleras tuvieron una suerte de "primavera", con un incremento de volúmenes despachados de casi 25% en nafta "premium" y de 26% en el gasoil de mayor calidad.