Este domingo YPF aplicó el segundo aumento en menos de 15 días para la nafta y el gasoil, que acumulan 30,6 y 29,7 por ciento de suba, respectivamente. Para la nafta premium, el acumulado es de 36,3 por ciento.

Según publica Página 12, YPF adujo que el nuevo aumento fue necesario ante el incremento que autorizó la semana pasada el Gobierno en el precio de venta de biocombustibles, materia prima para la elaboración de las naftas.

Con la suba, el litro de nafta súper en la Ciudad de Buenos Aires cuesta 29,60 pesos; el de premium Infinia está a 35,65 pesos; el combustible Diesel 500, a 25,94 pesos, y la Infinia Diesel, 31,19. 

En este escenario, las petroleras prevén un nuevo incremento para septiembre próximo aunque aún no se sabe el porcentaje. Así lo advirtió el titular de la Cámara de Empresarios del Combustible, Raúl Castellanos, quien sostuvo que estas variaciones ocurren porque en el mercado todavía “hay incertidumbre sobre cuál va a ser el punto de equilibrio” en el precio de los combustibles.

“Estamos ante una sucesión de aumentos sumamente grandes; los combustibles aumentaron nueve veces en lo que va del año, con lo cual estamos marcando un récord y no hay que descartar nuevas subas”, indicó Castellanos en La Red.