El senador nacional por Proyecto Sur aseguró que el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, pagó 1,5 millones de dólares por vagón, cuando hace dos años se pagaron 1,1 millón. "En esta operación hay corrupción indudablemente, porque se trata del mismo coche eléctrico y el mismo fabricante", describió Solanas.

En diálogo con radio 10, el legislador siguió: “Se autoriza la compra directa a una empresa estatal china de 200 coches eléctricos para reemplazar a 20 formaciones Toshiba de la Línea Roca". Por esos vagones se pagarán un 34% más que durante la gestión kirchnerista. El macrismo abonó 300 millones de dólares.

Además, Solanas cuestionó la destrucción de la industria ferroviaria nacinal: “La compra incluye repuestos, herramientas, documentación, servicio técnico, capacitación , funcionamiento y mantenimiento de las unidades, por tanto con esta compra se excluye absolutamente a la industria ferroviaria nacional. Esto viene de lejos. Viene de lejos porque nosotros criticamos firmemente los acuerdos con China, porque se compra sin licitación”, aseguró.

“Han dejado de lado la extensión del tren Rosario-Córdoba que estaba previsto en el Gobierno anterior ni qué hablar de Cordoba-Tucumán. Se acabó el interés por la línea Buenos Aires-Posadas, y Buenos Aires-Mendoza y solo priorizan los ramales a Mar del Plata y Rosario”, cerró Solanas.