El billete de 500 pesos ya está en la calle, circula y se puede conseguir en los bancos. Algunos aseguran que desde la semana próxima también estará presente en los cajeros automáticos, lo que aliviaría un poco su carga.

Sin embargo, luego de la polémica por la imagen del yaguareté que porta y rompe con la tradición de los próceres en los billetes, suma otro blooper.

Los primeros ciudadanos en tenerlo en sus manos reconocieron una curiosidad: está impreso al revés.

Las imágenes ya inundan las redes sociales y se ríen del titular del Banco Central de la República Argentina Federico Sturzenegger quien había tenido problemas también con el billete de 200 pesos.