Otro testigo, en este caso un colaborador de la ahora Vicepresidenta, habló de donaciones a fundación SUMA de Michetti y subrayó que no le dieron recibo. Declaró ante el juez federal Ariel Lijo, quien tiene a su cargo la investigación referida a los fondos de esa entidad.

Un colaborador de Gabriela Michetti aseguró ante el juez federal Ariel Lijo que por el dinero que donó a la Fundación SUMA, que encabeza la vicepresidenta, no se le entregó recibo alguno.

Se trata de la causa en que se investiga a Michetti por el origen supuestamente ilícito de los fondos que le robaron de su domicilio a fines del año pasado y que desataron una serie de consecuencias que todavía no se sabe hasta donde llegará por lo dudoso del origen.

La declaración de Santiago Eduardo Riobó, jefe de Despacho en la Presidencia del Senado y colaborador de Michetti, declaró ante el juez Lijo que él realizó un aporte de 2.500 pesos a la Fundación SUMA por la cual no tuvo recibo.

"El aporte lo realicé en el despacho de Gabriela Michetti, cuando era Senadora, fue por la suma de 2.500 pesos en los primeros días de noviembre de 2015, dos semanas antes de que suceda el robo en la casa.

Esta colaboración la realicé en efectivo y la sumé yo al dinero que se estaba recaudando", declaró el testigo.

"No se entregó recibo sino que por pedido de Gabriela lo que yo hacía era anotar quién me daba y cuánto para que cuando ella fuera a la Fundación le hiciera los recibos correspondientes", dijo el colaborador.

La Justicia investiga el origen de los 245.000 pesos y 50.000 dólares que fueron robados de la casa de la dirigente del PRO la noche del 22 de noviembre pasado, cuando tuvo lugar el balotaje que definió a Mauricio Macri como Presidente de la Nación.