Pablo Moyano, secretario adjunto del camineros, manifestó su desacuerdo con el resultado de la reunión entre la CGT y el gobierno nacional, que tuvo como saldo la postergación del paro nacional.

Con respecto a la oferta oficial, Moyano sostuvo: "El bonito o la migaja que anunció el señor Triaca es vergonzoso", disparó.

En la misma línea, crítico la propuesta del gobierno en relación al bono de $1000:"Debería haber sido un bono importante, de 3.000 y 4.000 pesos″. "¿Qué haces con $1.000?".

El gremialista se mostró molesto con la cúpula de la CGT: "nos juntaremos en las próximas horas para que nos expliquen en qué avanzó".

"Pediremos un bono para los que no pudieron reabrir las paritarias. O dejar que los gremios que quedaron debajo de la inflación puedan abrir las paritarias", insistió Moyano.

La negociación del gobierno con la Confederación podría tener como consecuencia el primer simbronazo fuerte que sufre la unificación de la CGT tras el armado del triunvirato.