Axel y Gamal Salomon pasaron 22 días presos por una denuncia vía mail recibida por la DAIA, la siniestra asociación judía para-oficialista detrás de la operación mediático-judicial de la muerte del fiscal Alberto Nisman, y la causa contra Cristina por el memorándum con Irán, que le costó la vida al ex-canciller argentino Héctor Timerman, al que le fue negado acceso a su tratamiento oncológico.

En el marco de la fantochada del G-20,la etílica ministra de seguridad Patricia Bullrich, hizo pasar a los hermanos Salomon por peligrosos terroristas del Hezbollah, lo que no resultó ser otra cosa que una repugnante opereta de prensa de Cambiemos, dado que en su casa solamente hallaron viejas armas de caza, pertenecientes a sus antepasados.

Ahora los hermanos Salomon irán a juicio contra Bullrich y el Estado Argentino, para que le sea reparado el incalculable daño generado, tanto económico, como psicológico y moral.

La Cámara Federal ya les dictó la “falta de mérito”, y ahora podrán ir contra los responsables de su arresto.

La causa radicada en su contra en el juzgado federal de Sergio Ramos está a punto de cerrarse. Sólo queda resolver la situación del padre de los Salomon por la tenencia no declarada de unas armas que no fueron declaradas. Argumentan que fueron heredadas.

“Mis sobrinos estuvieron en Ezeiza por culpa de Irurzún que se tiene que ir de la Justicia. Es todo un juego de la DAIA que no se cansa de andar haciendo problemas a la gente”, sostiene enojado Galeb Moussa Hamad, tío de los acusados.

El abogado de los Salomon, Ismael Jalil, ratificó lo dicho en conferencia de prensa cuando detuvieron a los Salomon. “Vamos a hacer una denuncia contra el Estado por persecución”.

Jalil anticipó que harán un juicio “contra la DAIA, contra el Estado y contra Patricia Bullrich” y anticipó una “denuncia ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos”.

“Acá hubo maldad. Echaron del trabajo a Gamal. Hubo malicia del Gobierno a través de Patricia Bullrich”, adhiere Hamad quien es primo del padre de los jóvenes que fueron liberados el 5 de diciembre último.

Fuentes policiales habían informado que en el allanamiento a la vivienda de la calle Chivilcoy al 400 del barrio porteño de Floresta se encontraron armas de guerra, carabinas, escopetas y revólveres y una gran cantidad de municiones.

La denuncia fue hecha por la Delegación de Asociaciones Israelitas Argentina (DAIA) tras recibir un correo electrónico anónimo en el cual se informaba sobre las actividades y la simpatía de los hermanos Salomon hacia el grupo extremista libanés. En ese correo se indicaba que “Gamal Salomon” realizaba entrenamiento militar en sus viajes al exterior y que se lo había visto manejando armas de guerra como por ejemplo fusiles AK-47 de origen ruso.

El defensor de los Salomon, estima que la causa se cerrará en los próximos días con una probation para el padre de Axel y Gamal. Luego será tiempo de un proceso judicial que le puede costar una importante cantidad de dinero a las arcas públicas.

Fuente: Noticias en Red