Emmanuel Macron fue uno de los primeros mandatarios en llegar al país este miércoles por la noche, pero vivió una situación incómoda en su arribo a Ezeiza, ya que al llegar no había ningún funcionario para recibirlo y, ante el desconcierto, tuvo que saludar a dos empleados del aeropuerto. 

El insólito episodio ocurrió cuando Macron, acompañado por la primera dama, Brigitte Macron, descendió por las escaleras de la avión presidencial con el que viajó hasta nuestro país y no había nadie para darle la bienvenida. Confundido, miró para un lado y para el otro y no le quedó más remedio que saludar a un oficial y a un banderillero con chaleco amarillo que se encontraban en la pista. 

Tras eso, recorrieron la alfombra roja hasta el auto que los iba a trasladar hasta la embajada del país galo en la Argentina, sin entender bien lo que ocurría. Finalmente, cuando se estaban subiendo al vehículo, apareció Gabriela Michetti para darles la bienvenida y les explicó que hubo un "error de protocolo". 

"Nosotros teníamos que esperar que nos dijeran 'ahora', entonces ahí arrancábamos para ir a la alfombra roja y recibirlos. Estaba todo cronometrado, todo perfecto, en teoría. Y cuando nos dicen 'ahora', vamos y nos damos cuenta de que el presidente ya se estaba metiendo en el auto", contó la funcionaria. 

"Pasó algo raro que fue que a ellos le dieron la voz de 'ahora' antes que a nosotros. Imagino que se deben haber sentido muy raros cuando bajaron y no había nadie", agregó en declaraciones a TN, y explicó que les pidió las disculpas pertinentes. 

Mirá el video:

TN - Todo Noticias on Twitter

Fuente: El País Digital