El Secretario Legal y Técnico del presidente defendió el proyecto que habilita la conformación de fideicomisos con los fondos del FGS pero no supo responder los cuestionamientos de la oposición.

Pablo Clusellas se hizo presente el miércoles de esta semana, en la reunión informativa de las comisiones de Legislación General y Previsión y Seguridad Social de la Cámara de Diputados de la Nación, para defender el proyecto del oficialismo que flexibiliza los mecanismos de regulación de compra- venta de acciones y demás activos del Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS), permitiendo la conformación de fideicomisos con estos fondos, sin previo trámite legislativo. Es decir, que el organismo queda facultado para invertir la totalidad de los recursos del FGS, que asciende a más de 1 billón de pesos, bajo la figura de fideicomisos sin pasar por el Congreso.

Es importante recordar que en enero pasado, el presidente Macri firmó un Mega Decreto de Necesidad y Urgencia 27/2018, que deroga más de 19 leyes y modifica otras 140. Ante las fuertes críticas de la oposición y cuestionamientos sobre la inconstitucionalidad de la medida, el gobierno decidió enviar un paquete de proyectos de ley al Congreso ante los cuales se encuentra el presentado por Clusellas.

Las críticas de la oposición no se hicieron esperar durante la reunión informativa. Diputados del FPV manifestaron que esta discusión que pretende dar el Gobierno es una “pantomima” ya que mientras los proyectos están siendo debatidos, el mega decreto está vigente. Por otro lado, criticaron el discurso sobre transparencia del Secretario, cuando decenas de funcionarios tienen cuentas off shore ocultas en el extranjero.

Los cuestionamientos más duros fueron en torno al FGS. La Diputada Luana Volnovich, hizo referencia a la falta de transparencia de la ANSES, que no publica las actas referidas a los movimientos del FGS desde octubre. Por otro lado, en cuanto a la habilitación para la conformación de fideicomisos, sostuvo que “este proyecto somete al FGS al principio de la rentabilidad y esto va en contra de las normativas que dieron origen a este fondo”. Señaló que el Gobierno está vaciando el FGS y que existe un manto de dudas respecto a posibles negociados entre funcionarios y empresas privadas amigas.

En el momento en que el funcionario debía contestar, hubo desconcierto en la sala porque no pudo hacerlo, y solo se limitó a retirarse con las “inquietudes” planteadas.