Además de tirarle un guiño a Cristina Kirchner y Hugo Moyano, el escritor Jorge Asís publicó en su blog una editorial donde anuncia “síntomas prematuros de agotamiento” en Cambiemos. 

Bajo el seudónimo Oberdán Rocamora, el “Turco” Asís criticó duramente al gobierno de Mauricio Macri, al que llama “El Ángel Exterminador”, y adelantó el posible final de Cambiemos.

Lo tilda de ser el “Tercer Gobierno Radical”, de haber “casi desperdiciado el 55% del mandato” generando “síntomas prematuros de agotamiento. Estructurales problemas de credibilidad”. En consecuencia, agregó: “De pronto, “lo nuevo” se cae como un piano. Declina lo que se imponía hegemónicamente. El entusiasmo deriva en pesimismo. En presagio de otra fatalidad. No se acierta en el ordenamiento mínimo de la economía. La inflación gana la batalla y la guerra. El Esquema Ponzi Institucional se estrella otra vez en la vieja utopía del endeudamiento continuo”. En la misma línea, señaló: “Cuesta aceptar que el Tercer Gobierno Radical mantenga hoy la profundidad de campo del departamento de un ambiente. En contrafrente. Con vista al vacío”.

Además, Asís expuso en su editorial que “En las módicas presentaciones de la gira europea, El Ángel Exterminador trataba de entusiasmarse con la insustancialidad del relato”, en alusión a las fracasadas giras internacionales que llevó adelante Macri en búsqueda de inversiones, que no llegaron. “Se equivocaba y no había que molestarlo. Dejarlo tranquilo en el error. Conformarlo con otras fotografías de colección. Creía conquistar el mundo que no entendía (y que ya ni siquiera existía). Pobre Ángel: Ilusoriamente abría su corazón mientras los representantes de países se lo cerraban en la cara”, sentenció. A su vez, ironizó: “Lo aplaudían, lo palmeaban. Lo veneraban. Pero no le confiaban monedas”.

En referencia al relato con el que Duran Barba intenta levantar la imagen del macrismo, Asis añadió: “Con la dialéctica oral podía simularse, incluso, hasta la propia caída. Y don Jaime Durán Barba, con la altivez intelectual del superado, atenuaba el efecto del derrumbe”.

Antes de finalizar, el escritor explicó que como la imagen de Cristina Fernández de Kirchner, “ya no alcanzaba para cubrir la representación del Mal, se necesitaba encontrar otra imagen superadora”, y el relato de Cambiemos apuntó el líder de Camioneros: “Y ahí estaba Moyano, El Charol, casi retirado, en pantuflas y frente al televisor. Convertido en el adversario ideal para plantarlo en el primer plano. Para aplicarle los focos y rigores de La Mafia del Bien. Aunque se enterraran, irresponsablemente, en el fango blando de la ineptitud”, sentenció Asís.