El organismo oficial de estadística midió 1.8% de inflación nacional para enero 2018. El acumulado interanual se ubicó en 25 por ciento.

A su vez, entre los mayores incrementos se localizaron en los rubros, Recreación y Cultura con 3,5 por ciento; Restaurantes y Hoteles 2,9 por ciento; y Bebidas Alcohólicas, 2,3 por ciento; mientras que se agregaron los ajustes en Transporte 2,2 por ciento y Comunicaciones 1,9 por ciento.

En el desagregado regional la inflación en Patagonia se aceleró a 2,6 por ciento. La mínima se anotó en Cuyo 1,5 por ciento; seguida de 1,6 por ciento en el Área del Gran Buenos Aires; 1,9 por ciento en el área Pampeana y Noroeste y 2 por ciento en Noreste.

Además, por el ajuste de los precios liberados de las naftas y del precio internacional del petróleo y gas, que determinaron una suba de 15,1 por ciento, se agrega el efecto arrastre sobre los bienes transables del salto del promedio de precios al por mayor a 4,6%.

Para los productos manufacturados, el alza de precios fue muy superior al índice de precios al consumidor, promedió 2,8%, donde sobresalieron las subas del 6,3% de máquinas y aparatos eléctricos; 5,3% metálica básica; 5,1% automotores y repuestos; y el pico de 5,6% de la energía eléctrica.