Nilda Garré cuestionó este lunes el nuevo accionar de las Fuerzas Armadas y consideró que la medida “obedece al pedido de Estados Unidos de que el país se enrole en la doctrina de las Nuevas Amenazas”.

Para la diputada del Frente Para la Victoria (FPV), esta iniciativa del Gobierno “es muy peligrosa” ya que se puede considerar como “el enemigo interno” al que “ejerza oposición o moviliza contra determinadas políticas”.

“El policía actúa previniendo el delito, tratando de regular el delito y va aplicando la fuerza en forma gradual y proporcional, la fuerza letal la aplica en todo caso en una situación extrema, si peligra su propia vida o de otra persona, sino no se aplica. El militar, al revés, tiene como lógica de funcionamiento la aplicación más intensa posible de la fuerza para aniquilar al enemigo”, indicó Garré.

En diálogo con Radio Estación Sur 91.7, la legisladora adelantó que “la semana que viene” el bloque del FPV buscará “convocar a una reunión de la Comisión de Defensa” en el Congreso para intentar derogar el decreto presidencial que autorizó los cambios.

“Hay que preservar la capacitación, el adiestramiento de las Fuerzas Armadas y no ponerlas a hacer de policías, que tienen otra formación, otro armamento, otra capacitación, y por consiguiente tienen que desarrollar otras tareas”, opinó.

Garré señaló que las modificaciones en el rol de las FF.AA. es algo que el oficialismo venía “manejando desde enero de 2016” con la idea de “priorizar mucho la lucha contra el narcotráfico”.

“No se explica por qué han hecho esto desde el punto de vista de la funcionalidad y de la eficiencia. Esto era algo por lo que Estados Unidos presionaba: para que todas las Fuerzas del continente estuvieran plegadas a las directivas de la lucha contra las Nuevas Amenazas que elabora e imparte el Comando Sur”, finalizó.