Según la entidad empresarial, en noviembre la industria acumulaba una caída de 5,1%. Se trata del peor año del último lustro económico. Expectativas por una reactivación que no llega.

La Unión Industrial Argentina (UIA) presentó ayer el informe de su centro de estudios sobre la actividad industrial de noviembre, que resultó 2,1% peor que la de igual mes del año pasado, pero 5,9% mejor que octubre, en la medición desestacionalizada, lo que generó leves expectativas sobre el fin de la extendida recesión.

El año 2013 cerró con un crecimiento de la producción industrial de 1,4%; 2014, con una caída del 2,6%; y 2015, con una moderada contracción el 0,8%. La serie se completará cuando se tengan los datos de diciembre, pero hasta noviembre, 2016 acumulaba una caída de 5,1% respecto de los once primeros meses del año anterior. Así, fue por amplia distancia el peor año de los últimos cuatro.

“La caída del nivel de actividad industrial del mes fue liderada por los sectores de minerales no metálicos (-11,7%), metales básicos (-9,9%) y edición e impresión (-11%). La producción metalmecánica descendió 2% en términos interanuales, pero la baja hubiera sido del 5,7% si se descontara el crecimiento que experimentó maquinaria agrícola (+36%)”, detalló el informe que atribuyó la caída en los metales a la caída de la construcción, que el Indec cuantificó en 9,4%.

“La producción del bloque de sustancias y productos químicos volvió a retomar la senda de crecimiento (+0,8%), y la producción automotriz se incrementó por primera vez en el año (+3,3%)”, agregó el reporte del centro de estudios que encabeza Diego Coatz.

Como los datos de empleo tienen un mes de rezago, los últimos disponibles son los de octubre y mostraron una caída de 3,7% interanual. Al respecto, la UIA describió que “A lo largo del último año la variación mensual del empleo industrial ha sido siempre negativa, y desde enero ha sido más acentuada que la pérdida de empleo asalariado total. Mientras el empleo asalariado total ha desacelerado su caída a partir de abril 2016, en la industria las caídas mensuales se mantienen en torno al 0,3%”.

Esto se traduce en que en el período octubre-octubre se perdieron un total de 92.355 puestos de trabajo en blanco. “El sector con mayor pérdida de empleos fue la construcción, seguido por la industria, que explica aproximadamente el 51% de la caída total. Estas caídas fueron revertidas sólo parcialmente por la creación de empleo en algunos sectores de servicios, como servicios sociales y de salud, comercio y agricultura”, aseguró el centro de estudios de la UIA, que relevó en su sector 47.136 despidos.