En declaraciones ofrecidas a Radio Mitre, el titular de la Unión Tranviarios Automotor (UTA), Roberto Fernández, manifestó que "toda la gente tiene algo para reclamar y no es escuchada".

Estas declaraciones fueron realizadas en el marco de la tercera huelga que realiza hoy la Confederación General del Trabajo (CGT) en dos años y medio de gobierno del presidente Mauricio Macri.

La huelga de este lunes, sin movilización, decidida por el consejo directivo de la CGT el 12 de junio pasado, recibió además la adhesión de las dos Centrales de Trabajadores Argentinos (CTA), de partidos de izquierda y movimientos sociales.

"La economía se dolarizó, pero el salario es en pesos", adujo Fernández en declaraciones radiales."Cada vez el trabajador pierde poder adquisitivo, la economía se dolarizó y la economía es en pesos", insistió.

Fernández Sostuvo que la UTA "acompaña esta medida de la CGT" en reclamo de cambios en la política económica y por "la falta de trabajo".

Ademas dijo que la CGT "está buscando como política de Estado privilegiar la salud, la educación, las economías regionales, el empleo y la producción" dado que los sindicatos están "convencidos de que es el camino para crecer".

También onsideró que tienen que "juntarse empresarios, trabajadores y políticos para buscar una política económica que la encaminemos todos" y remarcó que "no se entiende por qué no se hace eso, en este Gobierno y en el anterior tampoco".

Fernández aseguró que "nadie está en contra del Gobierno" porque "lo votó el pueblo", pero la situación económica "explotó".

También adhirieron sindicatos claves como los estatales UPCN y ATE, además de los de todos los medios de transporte y la banca, por lo que hoy está afectada la Administración Pública y parte del sector privado.

Por otra parte, los partidos Obrero, Movimiento Socialista de los Trabajadores e Izquierda Socialista, decidieron hacer un "paro activo" y llevaron a cabo seis cortes de tránsito en diferentes puntos del área metropolitana, sobre un total de 20 anunciados en todo el país

Los cortes de tránsito en los accesos a la capital federal se levantaron paulatinamente para que los manifestantes de las fuerzas de izquierda lleguen al acto que tienen previsto para las 11 en la plaza de la República de Buenos Aires.