En una conferencia de prensa brindada en uno de los locales de esa central obrera, Hugo Yasky y Pablo Micheli subrayaron la contundencia del primer paro general contra el gobierno de Cambiemos. Además condenaron la represión en Panaméricana y destacaron el nivel de acatamiento.

“Este 6 de abril fue una jornada histórica”, así calificaron a la medida de fuerza nacional, los secretarios generales de las dos Central de Trabajadores Argentinos (CTA), la cual llegó en algunos puntos del país y sectores laborales a superar el 90 por ciento de acatamiento.

Las principales ciudades del país quedaron desiertos desde la pasada media noche, como consecuencia de la jornada que Yasky y Micheli calificaron como de “alto nivel de conciencia del pueblo”, al protestar contras las políticas económicas y sociales de Mauricio Macri, denunciadas por su contenido altamente neoliberal, antipopular y a favor de los sectores más concentrados y especulativos.

Los líderes de las dos CTA condenaron la represión de Gendarmería contra un piquete de trabajadores que ejercían su derecho a la protesta

El primer paro general contra la política económica de Cambiemos se cumplió con alto nivel de acatamiento en todo el país. No circularon los transportes y casi no hubo actividad en la calle.

Desde la CGT, en tanto, advirtieron que el gobierno debe tomar nota y cambiar el rumbo. Hubo represión en Panamericana. Este masivo paro general fue convocado por la CGT, las dos CTA y un amplio conjunto de organizaciones sociales y políticas, críticas con el rumbo de derecha y explotación a los sectores más vulnerables de la sociedad que viene desarrollando el gobierno de Macri, desde el día que asumió la presidencia.