Mauricio Macri brindó anoche un discurso en una cena organizada por el Centro de Implementación de Políticas Públicas para la Equidad y el Crecimiento (CIPPEC) en la Rural, donde el mandatario reiteró también otro de sus latiguillos, el de "poner el hombro".

"Es la primera vez en décadas que entramos a una crisis con un conjunto de reglas y estamos empezando a salir habiendo respetado las reglas", aseguró este lunes  Macri, insistiendo de este modo con su postura de que lo peor ya pasó.

"Creo en ustedes, pero un país no se construye con un liderazgo. Un país se construye con mil liderazgos, miles de personas comprometidas en lo que hacemos. De eso se trata este desafío. De confiar, de creer, de poner el hombro", dijo a los presentes.

"Hay mucha gente que espera mucho de líderes como ustedes. Espera que no especulen, que den todo, porque ellos están dando todo. Hace mucho tiempo vienen esperando una generación que cambie esta historia para siempre", añadió el jefe de Estado.

De todas maneras, admitió que es un "momento de enorme incertidumbre política" y que hay "muchos escépticos que tienen argumentos de sobra para decir que la Argentina no tiene arreglo".