El presidente Mauricio Macri consideró  en su discurso durante el acto central en conmemoración de los 200 años de la declaración de la independencia que los patriotas de 1816 “deberían tener angustia” por tomar la decisión de separarse de España. Macri le dedicó ese tramo de su alocución al caído rey Juan Carlos de Borbón, quien fue el principal invitado especial a la celebración por parte del Gobierno de Argentina.

“Estoy acá (en Tucumán) tratando de pensar y sentir lo que sentirían ellos en ese momento. Claramente deberían tener angustia de tomar la decisión, querido Rey, de separarse de España”, expresó de forma literal el Presidente al referirse a los patriotas que tuvieron la decisión de independizarse de la corona española en 1816, después de transcurridos seis años de la Revolución de Mayo, que desplazó a los gobernantes del Río de la Plata impuestos desde España.

“Los ciudadanos que declararon la Independencia no eran superhombres. Seguro tuvieron miedo y angustia. Pero el coraje y la convicción fue más fuerte. Hoy les quiero pedir lo mismo a todos los argentinos: que seamos protagonistas, que tengamos fe de nuestra capacidad de crear y desarrollar”, dijo Macri, quien sentenció que en Tucumán “empezó la historia” con el Congreso que declaró la Independencia, sin valorar lo acontecido en los años previos para llegar a esa instancia.

El mandatario vaticinó que el país se dirige “a un increíble futuro” e hizo un llamado a los argentinos para que “vuelvan a la cultura del esfuerzo, del trabajo y de la solidaridad”.

El mandatario dijo: “No tengamos miedo. No escuchemos a los que se han enfermado con el poder. Ya empezamos a caminar en la dirección a un futuro mejor, con diálogo y trabajo”.

Sostuvo que “nunca fue fácil asumir ser independientes, ser libres” y que”eso conlleva una responsabilidad” porque “no podemos sentarnos a esperar que otros vengan a tomar las decisiones por nosotros”.

Agregó: “Somos nosotros los que tenemos que elegir y hacernos responsables por las decisiones que tomamos porque no podemos echarle la culpa a nadie de lo que suceda”.

Prosiguió el discurso marcando que “ser independientes significa ser solidario” y llamó a los argentinos a “consumir la menor cantidad de energía posible”.

El jefe de Estado reclamó “que la verdad gobierne entre todos nosotros” y pidió “alejarnos de la viveza criolla mal entendida”.

Me comprometo a decirles la verdad, que es exigente, es dura y nos desafía porque tenemos que reconocer lo que nos pasa y ahí resolverlos”, señaló.

Macri pidió además que “la verdad gobierne entre nosotros” y que hay que alejarse de “la viveza criolla”.

“El truco, que a mí me gusta mucho, no se puede aplicar en la vida todo el tiempo. Uno no puede andar cantando falta envido todo el tiempo”, dijo.