En primer lugar habló de la “herencia”, un recurso discursivo que desde el oficialismo está rescatando para justificar el escenario de crisis.

“Va a costar mucho salir de lo que recibimos. La herencia no ha sido resuelta y, aunque la hubiésemos embocado, cosa que no hicimos, iba a tardar”, sentenció.

“Primero, tenemos una tragedia fiscal. Si ustedes me preguntan en cuánto se arregla esto, no tengo idea. En muchos años, excepto que una devaluación y su posterior inflación licúen, como ocurrió 3 o 4 veces en la historia argentina, pero acá la desgracia hizo que esto no explotara”, explicó.

Y agregó: “Cuando estas cosas explotan, el que viene atrás no tiene nada que ver y su tarea es solucionarlo. Acá, al no explotar y al no aclarar, me compré este problema y al tercer año ya es mío”.

A continuación, habló sobre la divisa estadounidense y “la cuenta corriente del balance de pagos”. En este sentido recordó que Néstor Kirchner recibió el dólar a $3,70, lo que “traído a hoy es $41”, por lo que el contexto lo beneficiaba.

Al reflexionar sobre su relación con los funcionarios de Cambiemos en el Ejecutivo, explicó cuál es la razón de sus diferencias.

“Pareciera que estoy castigando a mi propio gobierno, pero no estoy haciendo más que decir la verdad. Mi problema es que me cuesta la sanata de los políticos porque en política la clave es hablar sin responder y eso me cuesta. Durán Barba quiere que no respondas y yo quiero responder”, aclaró.

Mirá el video:

Carlos Melconian disertó en el Rotary Club de Buenos Aires - Exposición completa

Fuente: Noticias en Red