La vicepresidenta reconoció la gravedad de la intensión del Gobierno de perdonar la deuda al Correo, aunque descartó que se trate de “un hecho de corrupción” y calificó de "error". Además dijo que deberían implementar un "protocolo de transparencia".

La vicepresidenta Gabriela Michetti, habló sobre el impacto político de la decisión del Gobierno de condonar la deuda con el Correo Argentino al Grupo Macri. Además, consideró que deberán implementar un "protocolo de transparencia y control" para que "la gente no rompa su confianza" con él.

Michetti reconoció que fue un "error político" no haber comunicado antes el acuerdo entre el Estado y el Correo Argentino, por una deuda de 70 mil millones de pesos, según la fiscal Gabriela Boquín, pero aseguró estar "confiada" en que el Gobierno "remontará" la situación.

"No vamos a tener cuestiones de corrupción ligada a los funcionarios. Esta sacudida nos despertó, porque son de una sensibilidad de la que no podemos escarpar; fue un error importante", explicó la funcionaria a TN.

Además la vicepresidenta insistió con que el presidente Mauricio Macri "no sabía" del acuerdo, porque "cada ministro fue haciendo lo que creía que tenía que hacer", algo que contrasta con la versión del Ministro de Comunicaciones, Oscar Aguad.