El diputado de "Salta Somos Todos" Alfredo Olmedo pronunció otra de sus desafortunadas frases cuando intentó defender la iniciativa, al afirmar que en las peluquerías se puede contagiar de sida. 

En una entrevista con radio Mitre de Córdoba, el diputado salteño tuvo un cruce con Jorge "Petete" Martínez por el proyecto que pretende establecer, entre otras cosas, "el secreto profesional" de los peluqueros y la contratación de un seguro de caución.

"Discúlpeme Olmedo, con todo el respecto del mundo, ¿para eso le pagamos una dieta a usted?", cuestionó el periodista. "Así como este proyecto que le puede salvar la vida por el sida, presenté el del servicio militar para ordenar el país, y para que se declare la guerra al narcotráfico y tantos otros", respondió Olmedo. 

Luego, subió la apuesta y dejó una polémica frase. "A usted le puede parecer un chiste. Si Dios no quiere y vaya a una peluquería, y se contagie de sida, se va a acordar de mí", le dijo el legislador al terminar la discusión. 

El cruce completo

Martínez: Discúlpeme Olmedo, con todo el respecto del mundo, ¿para eso le pagamos una dieta a usted?

Olmedo: Sí yo gano 25 mil pesos por sesión. Voy a todas. Y soy el diputado de la Nación que más proyectos tiene presentados

Martínez: Y… proyectos como estos presento uno cada un minuto. Que un peluquero guarde un secreto profesional... no se trata de pensar un proyecto cada minuto, se trata de presentar algo

Olmedo: Escuche, escuche. Yo soy diputado de la Nación, usted no. A mí me votó la gente. Así como este proyecto que le puede salvar la vida por el sida, presenté el del servicio militar para ordenar el país, y para que se declare la guerra al narcotráfico y tantos otros

Martínez: ¿Sabe que? Usted es diputado nacional y yo no quiero serlo. El problema es que hay diputados como usted. Que se ponga a presentar este proyecto con problemas gravísimos que tiene este país, me parece lamentable. Parece un chiste

Olmedo: A usted le puede parecer un chiste. Si Dios no quiere y vaya a una peluquería, y se contagie de sida, se va a acordar de mí

Fuente: El País Digital