El convenio entre el Gobierno y Fox-Turner llegó hasta ayer, día de las elecciones generales. El macrismo no quería que nada obstaculizara su posible (luego ratificado) triunfo. Para ver los partidos habrá que pagar 300 pesos extras al abono del cable. Quedarán liberados solo 4 partidos.

Entre los partidos que estarán incluidos en el nuevo abono estará nada menos que el superclásico que se disputará el 5 de noviembre. Para verlo habrá que volver a viejas épocas: o se contrata el servicio extra o se lo deberá mirar en un bar. Siempre queda como opción la radio, claro...

Lejos quedaron los días en que Mauricio Macri prometiera en cada entrevista que se iba a mantener el Fútbol para Todos. "Es un invento que querramos sacarlo, lo vamos a dejar", afirmó más de una vez. Otra promesa incumplida.