En medio del desmantelamiento de la Agencia Télam, el jefe de Gabinete, Marcos Peña, salió a desmentir las acusaciones que indican que el Gobierno destina fondos públicos para sus "trolls". 

"No destinamos fondos públicos (ni privados) para 'trolls' en este Gobierno. Lamento mucho que aún se sigan lanzando acusaciones sin fundamento sobre este tema", sostuvo el coordinador de ministros en su cuenta de Twitter.

Sin embargo, meses atrás, tras el informe de Amnistía Internacional, se reveló que en el segundo piso del edificio ubicado en la equina de Balcarce y Avenida Belgrano funciona la oficina desde la cual se montan campañas de desprestigio contra opositores y se monitorea el desempeño de los funcionarios en las redes.

Fuente: El País Digital