El jefe de Gabinete trató de bajarle el precio a las encuestas que ubican a Cambiemos detrás de CFK, consideró que los sondeos "son una herramienta para saber lo que quiere la gente" y no para la elección. Y dijo que "hay que repensar las PASO".

El jefe de Gabinete, Marcos Peña, trató de esquivar el posicionamiento que le adjudican todos los sondeos a Cambiemos y salió a cuestionarlos. Advirtió que "hay varios partidos políticos a los que les encanta difundir encuestas dibujadas", al tiempo que reiteró que las PASO son un tema que "hay que repensar".

"Hay varios partidos políticos que les encanta difundir encuestas dibujadas", subrayó Peña y consideró que los sondeos "son una herramienta para saber lo que quiere la gente" y no para la elección.

En declaraciones a LU 2 Radio Bahía Blanca, el funcionario nacional volvió a señalar que las PASO son un sistema que "hay que repensar".

"La gente quiere gobernantes que no nos den vergüenza, sino confianza", indicó Peña, luego de recorrer el predio donde avanza un proyecto urbanístico del Plan Procrear, en la ciudad bonaerense de Bahía Blanca.

Por otra parte, aclaró que las obras en la Provincia de Buenos Aires, tanto las finalizadas como las que se encuentran en ejecución, "no son un hecho aislado sino que forman parte de un país que se está poniendo en marcha".

Sostuvo, al respecto, que se trata del "plan de infraestructura más grande, ambicioso y transparente que se haya hecho en la Argentina en muchísimo tiempo".

Peña fue recibido por el intendente Héctor Gay y, en ese contexto, afirmó que en el país se registra el "cambio de tendencia" en cuanto a la forma de gestionar y destacó la administración de la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, que "está haciendo un gran trabajo" para mejorar la seguridad de la provincia y luchar contra el narcotráfico".