Tras estudiar el cuerpo del joven asesinado el pasado 25 de noviembre en Villa Mascardi, los peritos desmienten al Gobierno y responsabilizan a Prefectura.

Desmintiendo las versiones del periodista Claudio Andrade de Clarín que informó en febrero que “habrían encontrado polvora” en el joven mapuche asesinado en noviembre en Villa Mascardi, el equipo de especialistas del Departamento de Caracterización de Materiales del Centro Atómico Bariloche (CAB), determinó que Rafael Nahuel no tenía rastros de pólvora en sus manos. Además, dos peritajes fundamentales indican que la bala 9 milímetros que entró por la espalda del joven y terminó con su vida fue ejecutada por un integrante del Grupo Albatros de Prefectura que según trascendidos estaría identificado.

Peritos del caso Rafael Nahuel determinaron que fue asesinado por Prefectura y no tiene rastros de pólvora

Un día después del asesinato de Nahuel, el Ministerio que comanda Patricia Bullrich emitió un comunicado oficial en donde justificaba el accionar de los prefectos, explicó que fueron víctimas del ataque de un grupo de entre 15 y 20 integrantes de la comunidad que gritaban "los vamos a matar" y entre los cuales "dos o más personas" portaban "armas de fuego que, por el sonido y el efecto de las efracciones, daban cuenta de ser de grueso calibre".

Al tiempo que días después la propia ministra brindó una conferencia de prensa junto a su par de Justicia, Germán Garavano, en la que explicó: "Nosotros le creemos lo que nos dicen las fuerzas y no tenemos por qué no creerles".