La movilización será el miércoles 24, en la capital de la provincia, en repudio al dictamen de mayoría del Tribunal Oral Federal N° 1, que el viernes le otorgó la prisión domiciliaria al genocida Miguel Osvaldo Etchecolatz.

"El pronunciamiento del TOF 1 es un nuevo intento por imponer un punto final, esta vez no a los juzgamientos a los genocidas, sino a las penas impuestas por juicios con todas las garantías constitucionales, deviniendo estos en meros actos declamatorios, sin ninguna consecuencia para quienes cometieron los más horrendos crímenes que podamos imaginar con el objetivo de eliminar a un sector nacional y disciplinar al conjunto de la sociedad mediante el terror y así poder instaurar los planes de hambre y miseria", afirmaron en un comunicado de prensa los organismos de derechos humanos que están nucleados en el espacio "Justicia Ya".

La prisión domiciliaria, que concedieron los jueces Alejandro Daniel Esmoris y Germán Andrés Castelli, generó un fuerte repudio en la sociedad, aunque desde el Gobierno nacional defendieron la medida.

"Si alguien cree que hay que plantear excepciones a la prisión domiciliaria, tiene que plantear una modificación a esa ley", soltó sin despeinarse el jefe de ministros de gabinete nacional, Mauricio Macri.

Para Peña, el arresto domiciliario para el jefe de la policía bonaerense durante la dictadura, condenado a cuatro reclusiones perpetuas por delitos de lesa humanidad y genocidio, "es un tema claramente de la Justicia. Lo que se ha planteado y discutido es que si hay una ley, hay que cumplirla", expresó en una entrevista con el diario Clarín.

Desde Justicia Ya, la organización querellante en la causa y que ahora convoca a marchar en repudio a la decisión judicial, llamaron a la sociedad "resistir" a esta medida este miércoles.

"Enarbolando los ideales por los que lucharon los 30.000 compañeros detenidos-desaparecidos, con la firmeza de Jorge Julio López señalando a los genocidas, llamamos a resistir en las calles este nuevo intento de cambiar la historia haciendo aparecer a quienes asesinaron, secuestraron, torturaron, robaron bebes como lo hizo Etchecolatz, como viejitos inofensivos con la capacidad de reinsertarse, desde la comodidad de su hogar, nuevamente en la sociedad como si nada hubiera ocurrido", concluyeron desde el organismo querellante.