El fiscal federal Franco Picardi pidió este miércoles dictar un embargo de 1.000 millones de pesos sobre las empresas que intervinieron en la obra del soterramiento del tren Sarmiento, ya que se sospecha del pago de sobornos por parte de la constructora Odebrecht.

El pedido de embargo incluye al primo del presidente argentino, Angelo Calcaterra, que era dueño de la firma IECSA al momento de los hechos. En la actualidad, esa compañía está en poder del empresario Marcelo Midlin, aunque se sospecha siempre fue de los Macri,

Además, la fiscalía reclamó al juez federal Marcelo Martínez de Giorgi disponer la intervención judicial de la Unión Transitoria de Empresas (UTE) conformada por Odebrecht, IECSA, Ghella y Comsa S.A.

La solicitud incluye un pedido para designar un veedor en la UTE para establecer un control sobre la administración.

El pedido fiscal se suma al que ya había hecho en noviembre del año pasado reclamando embargos, algo que finalmente el juez aún no concretó, y mientras en la actualidad se están llevando a cabo indagatorias que durarán hasta fines de octubre.

Fuente: Portal de Noticias, Diario K