La presentación fue realizada por el senador nacional Fernado Pino Solanas y Alejandro Enrique Olmos, especialista en cuestiones de la deuda externa. Lo acusan por "omitir, rehusar o retardar" la información sobre su participación accionaria en las sociedades al momento de asumir su cargo en el Poder Ejecutivo y por el presunto delito de "evasión agravada".

La denuncia recayó en el juzgado de Marcelo Martínez de Giorgi. "Cabe destacar que Caputo no consignó esa información en las declaraciones juradas que presentó ante la Oficina Anticorrupción (OA) al asumir el cargo en diciembre de 2015 (correspondientes al período fiscal 2014) y en la de 2016 (correspondiente al inicio de 2015)", describieron en su presentación Solanas y Olmos.

En declaraciones a la prensa, el ministro de Finanzas, Luis Caputo, aseguró que no fue accionista de ninguna sociedad offshore, por eso no figuran en sus respectivas declaraciones juradas. Sin embargo, los denunciantes aclaran: "Los documentos de la SEC a los que accedió el equipo argentino de Paradise Papers a través de un pedido de acceso a la información en Estados Unidos -conocido como requerimiento sobre la base de la Freedom of Information Act- revelan que Caputo fue el dueño, entre 2009 y 2015, del 75% de las acciones de Princess International Global Ltd., una sociedad offshore creada en las islas Caimán".

Además, describieron una lógica de muñecas rusas para esconder el entramado offshore: "Por medio de la sociedad Princess Caputo controló entre el 50 y el 74% de Affinis Partners II, otra sociedad offshore creada en el mismo paraíso fiscal de las islas Caimán. Por último, Affinis Partners II es la controlante de al menos el 75% de Noctua International WMG LLC, la gerenciadora de fondos de inversión con los que Caputo administró los fondos creados en Caimán. Así, a través de ese entramado societario Caputo controló Noctua Partners LLC, entre 2009 y 2015, junto a Guyot".

Por último, Solanas y Olmos ironizaron sobre el Gobierno de Cambiemos: "Pareciera, que existe una habitualidad en estos comportamientos societarios en el entorno del presidente, de su familia, y aun del él mismo, como surge de la investigación llevada adelante por la justicia federal, aunque se han efectuado negativas, que están en contradicción con los documentos que se conocen".