El Gobierno presentó, este lunes, un proyecto en el Congreso para avalar la represión a la protesta social y una criminalización hecha de los inmigrantes. 

Será a través de modificaciones en el Código Penal, que endurecerán las penas por interrumpir el tránsito y por violar la prohibición de ingresar al país siendo extranjero.

La iniciativa tiene dos objetivos principales: endurecer las penas por cortes de tránsito no autorizados y crear una figura penal para condenar a los extranjeros que entren al país pese a no poder hacerlo.

El propio presidente de la Nación Mauricio Macri ordenó la  redacción del proyecto para enviarlo al Senado para que empiece a debatirse después del tratamiento del Presupuesto y a los legisladores propios mandó a militarlo sin reparo.

El Senado será el que dará el puntapié inicial y se prevé que la discusión comience luego de que se apruebe el presupuesto 2019.