Ante las crecientes muestras de rechazo popular, el macrismo optó por reemplazar a los timbreos como forma de campaña y adoptó otra modalidad: los encuentros de los "Defensores del Cambio".

Según informaron desde el oficialismo, se realizaron este sábado más de 400 encuentros con partidarios de Cambiemos en 250 localidades y participaron aproximadamente 6000 fans del relato oficial.

En uno de estos encuentros, realizado en San Isidro, participó el propio Macri. "Hay gente que está tan enojada, sé que es difícil, le mostrás los trenes, cómo combatimos el narcotráfico y no te creen", dijo en referencia a los bajos índices de aprobación de su gobierno.

"El camino no es de un día para el otro, empezamos un cambio muy profundo. Es la primera vez que asumimos la tarea de cambiar", insistió como durante toda la campaña.

Por su parte, la gobernadora Vidal también se hizo presente en uno de estos encuentros, en su caso en José C. Paz. "Defendamos a la Provincia. Defendámosla como la defendimos en 2015 y 2017. No porque defendemos personas, ni espacios de poder, ni un partido político: defendemos nuestro futuro", dijo allí.

La mandataria provincial y candidata a la reelección aseguró: "Todos los bonaerenses somos candidatos, sobre todo los convencidos, los que defienden el cambio para vivir mejor, para no darnos por vencidos, para no resignarnos".

Fuente: Infonews