La cadena de supermercados se podría ir del país porque se encuentra en "una situación económica compleja tras tres años de pérdidas", según anunciaron en un comunicado. En ese contexto, Carrefour presentó un proceso preventivo de crisis ante el ministerio de Trabajo.

Por el momento, la empresa anunció que buscará un acuerdo con el Gobierno nacional y con el sindicato de Empleados de Comercio para diseñar un "plan para reimpulsar su crecimiento". Sin embargo, desde 2016 Carrefour está en una crisis por la caída del consumo popular. Entre ese año y 2017, la empresa cerró su línea de mercados exprés y despidió a 800 personas. Sin embargo, el recorte podría seguir.

En el comunicado oficial, Carrefour Argentina aseguró que "confía en encontrar rápidamente las soluciones necesarias y reagrupar los esfuerzos para mejorar día a día su relación con los clientes".