La crisis del dólar está golpeando a los que accedieron un crédito hipotecario en las últimas semanas. El 50% de los tomadores de préstamos hipotecarios no pudieron concretar la operación por los saltos abruptos del dólar.

"La situación es la siguiente: un 50% ha logrado concretar las operaciones de los créditos hipotecarios para comprar un inmueble. Pero hay otro 50% que no puede cerrar la operación porque el movimiento de la divisa logró una diferencia entre el 10 y el 12% en pesos en el valor de la propiedad", detalló Alejandro Bennazar, según reseñó Ámbito Financiero.

Ocurre que es tal la incertidumbre por el dólar que vendedores, intermediarios y compradores no se ponen de acuerdo con el pago. "¿De qué manera el tomador de crédito resuelve el faltante de dinero por la suba del dólar? Se resuelve entre las partes. El 50% que está renegociando, gran parte se va a poder concretar y hay otro porcentaje que está afuera de la posibilidad de acceder a mayor crédito. Entonces, o se ponen de acuerdo entre las partes o tienen que salir a buscar otra propiedad y comenzar otra vez el proceso", explicó.

Para los tomadores de créditos, la crisis del dólar generó que en un año perdieran un 50% de poder de compra con el préstamo. Por ejemplo, sin en mayo de 2017 una familia accedía al 1,6 millón de pesos, podía adquirir una propiedad de 94 mil dólares. Un año después, puede comprar una casa de 69 mil dólares.

De esta manera, la crisis del dólar amenaza con trasladarse a una crisis inmobiliaria. Además, las movidas en el precio de la moneda norteamericana repercute sobre la inflación, lo que encarece los créditos ya tomados. De esta manera, las familias endeudadas deberán pagar cuotas más caras y durante más tiempo.