La empresa, que posee 240 sucursales en todas las provincias del país, y que funciona en el país desde 1951, ya no puede pagar los sueldos de sus empleados a término, a causa de la crisis económica en la que el gobierno de Macri sumió a Argentina

Así, Garbarino, una de las empresas de retail más importantes del país, se suma a las grandes marcas que mostraron haber sido golpeadas, junto a Coca-Cola Femsa, Avianca, Renault, Fiat, Peugeot, entre otras.

En la radio, un empleado que solo se identificó por su nombre de pila, Pablo, confirmó la noticia que informó el área de RR.HH. a sus empleados: "Ayer a la tarde nos comentaron que nos iban a depositar el 50 por ciento del sueldo y no nos dijeron cuándo nos pagaban el resto. No hubo justificación".

El empleado comentó que es la primera vez que ocurre con los salarios, pero ya había ocurrido un atraso en el pago del medio aguinaldo para aquellos empleados que están fuera del convenio de Comercio.

Respecto de la situación de la empresa, remarcó que "las ventas bajaron un montón" y que hace "14 meses que la empresa está en negativo". "Esto coincide casi perfecto: desde que cambió el gobierno, empezó la caída grande".

Respecto a cómo impactó políticamente en los empleados, Pablo remarcó que "muchos lo siguen apoyando, no sé con qué argumentos", en tanto que otros "están arrepentidos".

Fuente: El Destape, Infonews