El Ente Nacional Regulador del Gas (Enargas), que "casualmente" preside el ex Metrogas David Tezanos González, autorizó a las gasíferas a enviar las boletas cada 20 días, con el argumento de que así compensarán las demoras en la aplicación del tarifazo.

Según reveló el Diario La Nación, se implementará esa metodología cualquiera que sea la decisión de la Justicia respecto de los aumentos, que hasta ahora se mantienen suspendidos por la Cámara Federal de La Plata.

Las distintas medidas judiciales provocaron retrasos en la facturación de las empresas, que ahora consiguieron el guiño oficial para juntar los pagos.

El tema habría sido consensuado en una reunión realizada ayer en el Enargas, que deberá publicar una resolución que permita a las empresas modificar el esquema de vencimientos, que hasta ahora se basan en una facturación bimestral pero con la posibilidad de pagarlo en dos veces.

Con esta decisión, el ente regulador permitirá acomodarle las cuentas a las gasíferas, que sostienen que de lo contrario llegarían a fin de año con grandes deudas.

De acuerdo al diario,si la Justicia definiera la cuestión de tarifas a principios de agosto, las facturas deberían emitirse con una separación mínima de 45 días para poner al día la emisión de boletas. En ese caso, el usuario debería pagar cada 20 cada uno de los dos talones que vienen en la factura.

Tezanos era además el funcionario encargado de convocar a audiencias públicas para que las empresas del sector expliquen por qué necesitan un aumento de tarifas y justifiquen el número final. Pero no lo hizo y ese fue el argumento para que la Justicia suspenda el tarifazo.

El titular del Enargas fue denunciado penalmente por esa omisión y también deberá dar explicaciones el próximo 2 de agosto ante la Comisión de Defensa del Consumidor, que conduce la massista Liliana Schwindt. Allí lo espera un feroz cuestionario de la oposición.

El Enargas es un organismo descentralizado, que debería ser independiente del Gobierno y de las empresas. Pero en el caso de Tezanos no solo responde al Gobierno, que días atrás prorrogó su designación, sino que además tiene un vínculo evidente con una de las prestadoras del servicio, Metrogas.