Tras la decisión de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) de la Nación de postergar el inicio del juicio oral contra la senadora Cristina Fernández de Kirchner, el máximo tribunal ordenó  este jueves que comience el proceso contra la ex presidenta. 

Según un comunicado del máximo tribunal, el pedido del expediente al Tribunal Oral Federal 2 "no suspende el juicio en trámite".

El pedido no suspende el juicio oral en trámite, ni hubo decisión alguna del Tribunal Oral en ese sentido. La medida es al solo efecto de examinar la causa que, una vez extraídas y certificadas las copias pertinentes, será devuelta al tribunal, en tiempo oportuno", dice el punto 7 de los considerandos por la CSJ.

La aclaración del máximo tribunal llegó tras las presiones ejercidas públicamente por altos funcionarios. El ministro de Justicia, Germán Garavano, expresó que "es un fallo inusual con un condimento político muy grande". Sobre esto, el comunicado cortesano respondió que "esta medida es habitual en la Corte y ha sido adoptada en numerosas oportunidades".

Además, justificaron su decisión en el "derecho de defensa de los imputados" y que "de este modo se evitará reincidir en anteriores experiencias jurisdiccionales en las que por no haber ejercido un control oportuno, los procesos llevados adelante culminaron nulificandose por deficiencias procesales no antendidas en su debido momento".

El abogado de la ex presidenta, Carlos Beraldi, sostuvo en diálogo con "Crónica anunciada", programa que emite Radio Futurock, que "sería muy irresponsable empezar el juicio mientras la Corte analiza su validez". Reivindicó también que "Cristina siempre cumplió en todas las instancias judiciales" pero disparó que "sería un acto de debilidad institucional de la Corte devolver rápido el expediente para que empiece el juicio contra Cristina el martes".

Vale recordar que ayer salieron al cruce de la Corte, además de Garavano, el jefe de Gabinete, Marcos Peña, la diputada nacional Elisa Carrió, y la titular de la Oficina Anticorrupción, Laura Alonso. Esta última sostuvo que el gobierno espera que el tribunal oral "de inicio al juicio de obra pública el 21 de mayo" ya que "la chicana de la Corte no lo obstaculiza".

El máximo tribunal ahora decidió que el juicio avance aunque no resolvió sobre los pedidos de nulidad de la defensas y ahora se supone que el proceso se llevará en base a pruebas que estará analizando la Corte para determinar su eficacia.