El plan de reestructuración comenzó en junio de 2017 cuando despidió a 180 empleados de sus plantas del interior riojano en las ciudades de Chamical y Chilecito.

Anteriormente, la empresa había realizado un ajuste en su plantel en la planta de la localidad de Sanagasta.

La empresa despidió a sus últimos 40 trabajadores, los que cobrarán en los próximos días el 100% de sus indemnizaciones, y posteriormente un 20% extra en concepto de gratificación.

Fuente: Noticias en Red