Este jueves se conoció que quedaron sin efecto sin efecto los 600 despidos y las 1.800 suspensiones que se habían resuelto en las últimas semanas en Vaca Muerta, gracias un acuerdo entre el Ejecutivo, las empresas de hidrocarburos y los sindicatos del sector.

El acuerdo se firmó en el Ministerio de Trabajo entre representantes gremiales y de las empresas productoras de petróleo.

El entendimiento lo resolvieron dirigentes del sindicato de trabajadores petroleros de Neuquén, Río Negro y La Pampa y del gremio de jerárquicos, junto a las empresas productoras que operan en el yacimiento.

Más allá del acuerdo, el diálogo continúa en estos días de la semana y se busca resolver el corto plazo en un marco de recesión y disparada generalizada de precios por el arrastre de la inflación de 2019.