En enero el consumo registró su octavo mes en caída libre con una contracción del 9,3% anual, según un informe del Instituto de Trabajo y Economía Fundación Germán Abdala (ITFGA).

El Indicador Mensual de Consumo (IMC) reveló que la serie sin estacionalidad reportó una merma una de 0,9% mensual, definido por la caída de los salarios y las exorbitantes tasas de interés.

El primer mes de 2019 confirma la recesión y pone en evidencia que las medidas para contener la inflación, vía medicina financiera arrasan con los salarios.

El ITFGA aportó algunos elementos que ejemplifican el escenario del consumo arrasado, a saber: la venta de autos nacionales en enero cayó a la mitad de los números para el mismo mes del año pasado y alcanzó un 54%, mientras que el IVA Neto bajó un 8,1% anual.

Estadísticas de empresas agrupadas en Came concluyeron que las ventas minoristas se desplomaron 10% y cerca de un 77% de los comercios registraron una baja en sus ventas. Para el circuito financiero, no apto para todo público, el crédito real en pesos cayó 21,9% anual, con fuertes bajas en Adelantos (-25,2%), Documentos (-42,2%), Tarjetas (-12,7%), Personales (-20,0%) y Prendarios (-26,3%).