Una protesta por el tarifazo de luz en Formosa mostró la peor cara de los aumentos de servicios públicos: el temor a caer nuevamente en la pobreza.

"No quiero volver a los comedores, Macri y la puta que te parió", fue el pedido de una señora mayor frente a las puertas de Refsa, la distribuidora de luz de la capital formoseña. La señora estalló contra el Gobierno nacional, a quien responsabilizó por el alto costo del servicio, y recordó que durante la década de los '90 tuvo que criar a sus hijos en los comedores escolares, algo que no quería volver a vivir.

Mirá el video: