Mientras una delegación de mineros se encuentra en Buenos Aires para continuar las negociaciones con el interventor de la empresa, la Gendarmería se encuentra en los alrededores de la mina con el pretexto del cuidado del “patrimonio”.

Luego de los despidos efectuados y la invitación a tomar retiros voluntarios por parte de Yacimientos Carboníferos Río Turbio (YCRT), medidas que afectaron a más de 400 trabajadores, las negociaciones continuarán mañana en Buenos Aires.

Tras un cuarto intermedio solicitado el pasado viernes por el interventor de la empresa, Omar Zeidán, se reanudarán las negociaciones por la reincorporación de los afectados que están siendo representados por cuatro gremios que integran una mesa intersindical.

La intersindical entregó a Zeidán una propuesta que prevé la reincorporación de los despedidos y estabilidad laboral.

Según trascendió, la empresa habría mantenido contactos con autoridades del Gobierno nacional para buscar soluciones al conflicto.

En tanto se producen estas negociaciones en Buenos Aires, en el Yacimiento los trabajadores se preparan para repeler la acción de Gendarmería, que se encuentra en los alrededores de la mina con el pretexto del cuidado del patrimonio.

Trabajadores relataron que los uniformados tienen un Destacamento donde se fondean, y denunciaron que sacan fotos y en algunas oportunidades amenazan a los despedidos que se encuentran en defensa de sus puestos laborales.