Aunque parezca una cargada y a tono con las declaraciones de Costantini que se quejó por haber dejado de ser billonario, ahora Alejandro Roemmers también se queja de que el emporio que heredará no pudo hacer buenos negocios durante este año. 

Y aunque parezca extraño o muy fuera de lugar los senadores Juan Carlos Romero (PJ-ex gobernador de Salta) y Silvia Giacoppo, perteneciente a la UCR jujeña le otorgaron la distinción Domingo Faustino Sarmiento a Alejandro Guillermo Roemmers, aunque aún nadie pudo averiguar cuales son sus méritos para recibir dicha distinción del Honorable Senado de la Nación.

Roemmers gastó este año 6 millones de dólares para festejar su cumpleaños número 60 con una mega fiesta en África. Además, habría comprado este año una Bugatti por U$S 5.000.000.

En el acto en el Senado intentaron justificar el acto resaltando su destacada actuación en el marco de las actividades filantrópicas que desarrolla en algunas provincias del norte y su labor como escritor.

En declaraciones a FM La Patriada, Roemmers, después de agradecer el reconocimiento y ante la pregunta del cronista, subrayó que hace 10 años que reside en el exterior y que a la empresa de su familia le ha ido "muy mal este año".

Vale recordar que los medicamentos aumentaron 360% a lo largo de los 3 años del gobierno de Cambiemos contra el 110% de las jubilaciones. La empresa Roemmers tiene entre su vademécum algunos de los remedios más utilizados como el Optamox, Sertal o Amoxidal.

La familia Roemmers es una de las tres más ricas de la Argentina. En el primer año del gobierno de Macri duplicó su fortuna que había llegado a los u$s 2.000 millones. Hoy alcanza “tan solo” los u$s 1.500 millones.

Por otro lado, alguna parte de este monto estuvo o está en el exterior en alguna cuenta offshore, según el consorcio internacional de periodistas.

También en la causa de las fotocopias aparece mencionada una señora Roemmers en el cuarto cuaderno, donde el chofer Centeno la ubica el 10 de octubre de 2008 en el Museo Renault en una cena con el ex funcionario Baratta.

Fuente: Diario Registrado